sábado, 9 de julio de 2016

CRÍTICA: "MI AMIGO EL GIGANTE" (2016)

Mi amigo el gigante

Cuando te enteras de que el GRAN Steven Spielberg va a estrenar una película marcas esa fecha en el calendario. Sabes que Steven es uno de esos directores que saben transportarte a otros mundos, a otros planetas, a otras realidades. La mayoría de la gente de nuestra generación hemos crecido con sus películas y hemos soñado que, aunque fuera imposible, cualquiera de nosotros podemos llegar a ser un aventurero arqueólogo, viajar a un parque temático de dinosaurios o incluso hacernos amigos de unos alienigenas. Por todas esas cosas, Steven siempre será uno de los directores mas importantes de la historia del cine. Pero, ¿continua existiendo ese Steven?

El pasado lunes @Adricglez y yo pudimos ver la nueva película de Steven Spielberg, "Mi Amigo el gigante", y parece que esa pregunta (a día de hoy) no se puede responder. 


Mi amigo el gigante

Antes de ver la película, habíamos leído comentarios sobre ella BASTANTE potentes e ilusionantes, y bueno, le dimos una oportunidad con la mejor de nuestras intenciones (como creo que un buen cinéfilo debe de hacer siempre con cualquier película). Algunos de esos comentarios de otros medios, alguno de ellos bastante conocidos, decían cosas como las siguientes:

“La interpretación estelar, distintiva, excéntrica y seductora de Mark Rylance hace de la película lo que es (…) un trabajo de amor para Spielberg y un maravilloso canto de cisne para Melissa Mathison (…) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)”

“‘The BFG’ es un típico Spielberg – y le gustará a los espectadores que busquen simplemente eso. Pero es una variación más ligera de la fórmula de ‘E.T.’, agradable e impresionantemente realizada, sin catapultarse a un terreno más inspirado”

“Retrata la infancia con precisión y fantasía. (…) de una sencillez que primero desconcierta y luego acaba por convencer, quizá hasta enamorar.”

Con comentarios así, ¿que te puedes esperar de una película de Steven Spielberg?


Mi amigo el gigante

Vamos a ser claros, nos sentimos profundamente defraudados, y por varias razones. Entendemos perfectamente que la película sea de animación, con sus mensajes a los niños y todo ese rollo típico, pero creo que este tipo de cine esta caducado. Me explico, la formula que usa Steven es la misma que se usaba en los años ochenta y noventa (tipo Disney). Y señor Spielberg, estamos en 2016. Pixar y el nuevo Disney gobiernan el mundo de la animación. Nos tienen acostumbrados a cierto nivel tanto visual como de guión. Ellos logran sacar nuestro niño interior para jugar con el, y logran literalmente que nuestras emociones tengan sus propios sentimientos o que nuestros héroes de los cómics, salven el mundo.

Este genero infantil creo que esta prácticamente extinto. "Mi amigo el gigante" tiene el mismo proceso y mismo planteamiento que películas como "Los Gooneis" o "E.T.", pero claro, estamos en otro siglo. Ahora un niño quiere ir a ver una película de superheroes que se están dando leches o de peces que hablan. El genero del cuento ya esta usado. O al menos, esa es nuestra opinión.

Después de un buen Spielberg en "El puente de los espías" en 2015, me esperaba una película de animación que lograra atraparme, que lograra enviarme a esos mundos. Pero no ha pasado nada de eso.

Desde el primer momento, "Mi amigo el gigante" se vuelve una insoportable secuencia de escenas magistralmente rodadas, con una Banda sonora de John Williams muy notable, pero con una historia lentísima que no engancha. Y no es por ponerme muy crítico ni nada, es que es así. Desde mi punto de vista, la película no evoluciona. No se distinguen de una forma clara sus actos, no sabiendo por donde te puede llegar a salir en la siguiente escena. El guión es flojisimo, lo que es el mayor error de la película, ya que es una adaptación del maravilloso cuento de Roald Dahl.


Mi amigo el gigante

Y digo que es flojisimo, porque hay muchas escenas que son terribles. Desde la escena en la que el gigante y la niña se conocen y el le comenta que la va a tener cautiva, pasando por la presentación de una sala con sueños metidos en un frasco, hasta cierta escena en el Palacio de Buckingham con la Reina de Inglaterra.

Los otros gigantes, los gigantes "malos", no aportan nada nuevo que no hallamos visto ya en miles de películas de animación. Y eso en la animación de ahora no se perdona (véase cualquier película de Pixar). Ni siquiera un buen Mark Rylance salva la película.

Lo que si hay que destacar es el maravilloso trabajo de los estudios encargados de la animación y de los efectos visuales. Todo esta estudiado al detalle, desde las expresiones de cada uno de los protagonistas, hasta sus gestos y sus miradas, ademas de unos paisajes espectaculares.

"Mi amigo el gigante" es una película completamente fallida que no sabe emocionar al espectador y que no logra entretener. Y señores críticos especializados, E.T. no se toca, BFG no le llega ni a planta de sus pies. 


Lo mejor: 

Los efectos visuales
John Williams hace un muy buen trabajo en la BSO

Lo peor:

Guion nefasto
Villanos flojos
Falta de nuevas ideas originales
Tiene una primera parte que pretende ser muy adulta y segunda parte exageradamente infantil


Steven esta vez la ha cagado, pero estamos seguros de que volverá, ya lo veréis...

Por @Sheriff_Berty y @Adricglez









No hay comentarios:

Publicar un comentario