domingo, 27 de noviembre de 2016

CRÍTICA: MAREA NEGRA (2016)




No suelo ser muy fan del género de catástrofes basadas en hechos reales. Puedo entender que gusten obviamente, pero el dramatismo impuesto y a veces excesivo de este tipo de productos (salvo algunos como United 93 o Captain Philips) hacen que en vez de querer ver este tipo de películas prefiera disfrutar de productos como Deep Impact o 2012, es decir todo lo contrario. Así que por esa misma razón, Marea Negra me ha sorprendido. Y más viniendo de un director peligrosamente patriótico como Peter Berg.

Aunque no sea fan de su cine, Peter Berg me parece un efectivo director de acción. Es como un Michael Bay más contenido y con ansias de conseguir una estatuilla, últimamente sobretodo. Su evolución, comenzando con títulos de puro cine de evasión como la simpáticas Hancok o El Tesoro del Amazonas, para cambiar totalmente de registro a partir de El Único Superviviente es cuanto menos sorprendente. Con Marea Negra, Berg entrega la segunda parte de su trilogía no oficial de catástrofes basadas en hechos reales protagonizadas por Mark Whalberg, que comenzó con El único superviviente y finalizará con la próxima Dia de Patriotas que se estrenará en España en Abril de 2017 de la mano de eOne españa, en la que Berg tratará el atentado terrorista de la maratón de Boston en 2013.



Marea negra relata el accidente en una estación petrolífera situada en el Golfo de México en abril del 2010 que causó una catástrofe que mató a 11 personas e hirió a otras 16, provocando además una de las catástrofes medioambientales más graves en la historia de América. Lo que menos me suele gustar de estas películas, es que lleguen a dramatizar en exceso una situación que ya de por si es dramática. Afortunadamente Marea Negra no cae en ese error y en vez de llevarnos por la vía del drama y la desesperación profunda por las consecuencias de este accidente, sencillamente nos enseña como un grupo de personas intenta sobrevivir a una dura situación que les supera a cada paso que avanzan.

Aunque es cierto que todo el primer acto hasta que el accidente comienza, puede ser algo extenso aun siendo una acertada presentación de los personajes principales y su entorno, una vez llega el accidente Berg saca toda la artillería pesada y te atrapa del todo hasta el final. Las escenas de acción que reproducen el accidente son cuanto menos impactantes. Crudas, directas y bastante realistas. Aparte de contar con uso del sonido que intensifica todo lo visto en pantalla. En cuanto al reparto, se podría decir que todos cumplen sobradamente. He de reconocer que Wahlberg no me gusta como actor, pero aquí está al menos convincente al igual que Gina Rodriguez, pero sin duda los que más destacan son los veteranos Kurt Russell y John Malkovich. El primero realmente carismático y con mucha presencia como siempre y el segundo volviendo a demostrar lo bien que se le da interpretar a personajes odiosos.

Resumiendo, Marea Negra es una notable cinta basada en hechos reales, que impacta sin tener que recurrir a ningún mecanismo dramático forzado para intentar conectar con el espectador. Apoyada de un reparto más que solvente y unas escenas de acción intensas, Berg logra sacar adelante una solvente y respetuosa (los créditos son sentido homenaje a las víctimas) representación de esta terrible catástrofe, que probablemente sea uno de los mejores trabajos del director.

Nota: 7,5/10


Por @Fasspittewan

No hay comentarios:

Publicar un comentario